Duetos



La magia de las mariposas

En un jardín lleno de hermosas flores

se posó una bella mariposa buscaba un color

donde creciera su belleza interior.


Ella, gusanito de seda,

se arrastraba por la tierra;

pretendía alcanzar el azul celestial.


Gloriosamente se formó

las más bella mariposa

pero sin color, no entendía

su desgracia pero quizás las flores

se lo regalarían con esplendor.


Rozaría las flores

impregnando sus alas

de ligereza y libertad

para dibujar pinceladas

en celeste sin igual.


Una suave brisa acompañaba un

suave tintineo era el hada azul

que con su magia realizaría

su más grande deseo vestirse de azul

y llegar al cielo.


Luchó por cambiar y ser bella.

Se dejó danzar por el viento,

tatuar en su piel

la dulce sensación...

de su preciosa transformación.


Sólo una condición le pedía

el hada azul, que nunca cambiara,

que siempre regalara su luz

y fuera la más noble mariposa azul.


Juguetona, la linda mariposa

aleteó por bosques, colinas,

ciudades y puertos...


Cruzó el celeste azul del firmamento.

Un niño que la vio, suspiró:

"Yo quiero ser así de mayor".


En ella se inspiran creando

historias y canciones de amor,

porque desde que nació la bella

mariposa el cielo es más azul.

La vida la muestra de ejemplo

haciendo al ser humano

poeta en el tiempo.


 Este dueto fue entre Glendalis Lugo y Isabel de Granada (España)