miércoles, 5 de septiembre de 2012

Historia de un adiós



 


Nuestro adiós
fue un grito en la lejanía,
dos corazones heridos
gritando al unísono:
"se acabó el amor".

Nuestra despedida lloraba sola,
dos almas clamaban,
dos almas se alejaban,
a su paso las flores marchitaban.

Nuestro Olvido
una fría madrugada,
una cama arrugada,
un solo amanecer,
un triste atardecer,
un triste te quiero por última vez.


Glendalis Lugo@
Todos los derechos reservados