domingo, 4 de noviembre de 2012

Augurio Inalterable




 



Siempre te amaré,
mi promesa no es neblina,
ni  barco a la deriva,
es la espuma en la orilla,
sempiterna,
perpetua a tus besos
atada a tu pecho,
abrazada a tu aliento,
Siempre te amaré,
mi amor no es fugaz
ni tempano de hielo naufragado,
es brisa besando tu alma,
 indeleble,
suspiro encauzado
al compas de tu aliento,
Siempre te amaré
aunada en atardeceres,
riendo con la lluvia,
sutil augurio de amor 
inalterable.

G.Lugo