miércoles, 5 de marzo de 2014

El Invisible







El Invisible

Se ahogan las ausencias,
el tic tac del reloj sigue su ruta
no hay camino
no hay destino
la brújula que indicaba mi demencia
la he perdido
no hay camino
no hay destino,
un poco de alimento en mis venas me conforta
el suelo mi cama fiel duele en mis huesos
los perros lamen mi cara
ellos son mis mejores amigos.

Hedor maloliente emanan mis llagas
la muerte ronda mi entrecejo,
ya no soy Juan el abogado
ahora soy Juan el adicto
sin embargo seré enterrado
sin nombre
sin epitafio
en estas calles
donde nadie me ve
o en un terreno baldío.

!soy invisible!
!soy invisible!
desapareceré algún día
para alivio del gobierno
para alivio de los que se llamaban mis amigos
para alivio de mi familia
para alivio de mis miedos
mientras tanto
no hay camino
no hay destino,
cierro mis ojos
!soy invisible!

Lis Lugo

#deambulante #soyinvisible