sábado, 25 de agosto de 2012

Ecos occiduos de nostalgia

 



Vacío en esta tarde, y en el céfiro Neptúneo,
escribe mi corazón versos solitarios, desnudos de dolor, 
y disfrazados de melancolía;
puro quebranto escuece mis días, y me hace efímero, 
y me da alas de piedra, y entre un hálito de aurora, 
como marcando fin a mi existencia,
te veo venir inquisidora...
oh, con los brazos entreabiertos, abrigándome, 
en tu pecho y gimiendo como un niño, 
ardido en la nostalgia de la duda.
oh soledad acaricia mi alma,
despierta el alba, Crece y crece, 
fecunda, de nuevo y sin miedo, 
y cuando la muerte reclame mis despojos...
 no olvides apagar la luz!

Fred (Perú) Ian (Guatemala) Glendalis (Puerto rico)