jueves, 30 de agosto de 2012

Si la vida me diese solo un segundo




 





Si la vida me diese solo un segundo
para satisfacer mi corazón,
de seguro te buscaría
al final del arcoíris,
o donde acaba el sol.

Tu amor merece ese instante
donde todo desaparece,
y la luna prevalece
aunada a nuestro amor.

Donde nuestros labios
encuentran el sentido
de amarse sin medida,
y nuestro amor es santificado
por Dios.

Si la vida me diese ese instante
jamás te dejaría,
tu amor es mi fuente de luz. 

Autor: Glendalis Lugo