miércoles, 2 de julio de 2014

Ante la muerte (Sollozo VII)



Despierto en un cielo desecho,
se abren puertas
un vértigo insensato me inutiliza,
traspaso aquella
que conozco bien.

Escucho alaridos
de un desamor,
las excusas vacilantes
de un amante,
y el llanto infinito
de la conciencia.

Soy el juez
de aquella escena.

Sofía moribunda
permanece en la bañera,
la sangre ha manchado
el piso y los corazones
de aquellos amantes,
culpables de aquella sentencia,
pero aun así amándose
sin consuelo.

Fornican salvajemente
dejando en sus pieles tatuadas
aquel suicidio
y ella
empuña un cuchillo
en su corazón,
su dolor es tan fuerte
que lo siento en mi pecho.

Veo sus ojos inclementes
y como se paraliza el segundo,
cierro esa puerta,
sé que otras se abrirán
ya es tiempo,
cruzo el camino.

Glendalis Lugo
@todos los derechos reservados.