jueves, 7 de agosto de 2014

Todo o nada





Acepto ser un ángel
sin alas
en un cielo desecho,
camino escogido
preámbulo angustioso,
de un final
que afila mi garganta.

Acepto ser viento del desierto
que gime infinito,
llevando en sus brazos
sangre inocente,
de ángeles aniquilados
por el egoísmo encrespado
de manos manchadas,
en luto.

Acepto ser paz en un holocausto,
el frío de la noche tiritando tu alma,
el fuego incesante calcinando
un cáncer
y una rosa negra al lado de tu cama.

Acepto ser todo y nada
en esta burla llamada vida,
en esta lágrima sedienta
que acaricia mi rostro,
y en los días de luna
que me esperan,
al borde de un precipicio
suspirando con el alba.

Glendalis Lugo
@todos los derechos reservados.