sábado, 5 de mayo de 2012

Lágrimas de amor



Benditas sean tus lágrimas mi niña,
esas gotas que al brotar de tus ojos,
tu gran amor por mi, hoy demostraron,
las sequé con entristecidos labios,
nos dijimos adiós entre sollozos.

Bendito sea tu llanto mi princesa
ese llanto que me hace muy dichoso
en abrazo a la espera reencontrarnos
anhelando pase el tiempo presuroso.

Son lágrimas de amor mi dulce niña
bendito sea el llanto de tus ojos,
que entristecen y alegran mi quebranto
despedida en un día pesaroso.

Volveré te lo prometo, a tu lado
porque el amor nos hace venturosos,
aunque lágrimas escapen nuevamente
será alivio para el alma y nuestros ojos.