sábado, 21 de julio de 2012

Noche Especial



En esta noche que ya el sol no brilla,
en que solo oigo el repicar de las olas,
en el que el ruido del mar y la noche
son mis testigos,
te escribo este poema.

Te recuerdo una promesa, una lágrima,
un beso fugaz, una sonrisa a medias,
palabras de amor,
te recuerdo una despedida sin palabras
en que nuestros cuerpos solo uno fueron.

Te recuerdo que la arena fue nuestro lecho,
que tu promesa aún tiene sentido,
aún te espero, aún te anhelo,
aun puedo oír tus suspiros y
sentir tu cuerpo gemir con el mío,
  en esta noche especial le pido a
nuestra estrella que vuelvas a ser mío.