miércoles, 19 de octubre de 2011

La Princesa Noble





La princesa Laura miraba sigilosa desde el balcón sú reino, cuanto lo amaba; al día siguiente iba a ser coronada Reina pero algo faltaba, no sentía felicidad, siempre había vivido protegida en el castillo. No era conocida por la gente de el pueblo solo por la realeza. Se preguntaba ¿como iba a gobernar sin conocer la gente y su lamento? Llamó a sú más fiel sirvienta, le pidió prestada su ropa, ella la miraba con curiosidad le dijo que no se preocupara, pero si no hacia aquello jamás se iba a sentir digna de ser Reina. A escondidas se dirigieron rápidamente al pueblo, al entrar vio a los mercaderes extorsionando a todo el que pasaba, las viudas sentadas pidiendo limosnas, prostitutas, los niños con hambre rogando alimento, algunos robando; se dio cuenta de cuanto sufría el pueblo. Pero todo esto cambiaria ella les haría justicia, llamo la atención de todos reclamándoles silencio ,todos la miraban, se descubrió el rostro, ellos quedaron sorprendidos, era la Reina. Sentía tanta ternura por todos y les hablaba llenándolos de esperanza. Ese día el pueblo la conoció,y su nobleza anduvo con ella repartiendo a todos por igual regalándoles un futuro mejor con ganas de creer.