miércoles, 14 de marzo de 2012

Tu Madre no lo merece



Tiene arrugada la vida
apoya su tiempo en un bastón,
hace crochet con las agujas
de su dilatado corazón.
Le tiembla su voz cansada
queriendo hacer memoria,
amenazada por el alzheimer
por los sacrificios de su historia.
Su vestido fue un delantal
sus manos la espada fiera,
sus rodillas el esfuerzo
que a sus hijos defendiera.
La soledad es la pena
que en su pecho adormece,
¡ No la dejes sola!...
Tu madre no lo merece.
Escrito por Rafael llamas Jiménez ( España)