domingo, 15 de abril de 2012

Arpía



Algo debió pasar en otra vida,

algo que ni soñando; yo recuerdo…
En el reverso oscuro de los tiempos
donde quedó preñado el universo.

Acaso fue tan grande aquel pecado
que lacrado, arrastro hasta mi nombre.
Este vagar perpetuo sin remonte
buscando doblegar el horizonte.

El destino malogrado se burla
del engendro artero de mis plegarias
que entumecida el alma, vierto diarias
sobre la lápida de mis Valquirias.

Alcurnia malparida de amazonas
que siento diluyéndose en las venas.
Maldigo la estirpe que me condena;
a picar con tristeza esta cantera.

No claudica mi pecho en cuarentena
que es campo estéril de latido yermo,
una atalaya contra buhoneros
mancillando mis trovas y mis versos.

Perjuros despistándome alboradas
al calor del reparto de mi aliento.
¿Qué hay de mí; arlequín de los sueños?
Que si fui arpía; ¡ya ni garras tengo!

 Poema por Eva Madrona García (España)